Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Pintxopote’ y la magia de Chillida

La reapertura del museo del artista en Hernani invita a pasear entre sus esculturas y

a aprovechar el viaje para descubrir templos de la cultura y la gastronomía en San Sebastián

La escultura 'Buscando la luz I' (1997) en el museo Chillida Leku de Hernani (Gipuzkoa). 
La escultura 'Buscando la luz I' (1997) en el museo Chillida Leku de Hernani (Gipuzkoa). 

Una excusa perfecta para visitar San Sebastián es la reapertura del Museo Chillida Leku, así como sus increíbles bocados en miniatura. Motivos más que suficientes para recorrer algunos de los lugares imprescindibles de esta joya del País Vasco, en un maridaje perfecto entre creatividad y gastronomía, porque el pintxo es un arte, y Donosti, una ciudad en continua transformación cultural.

Tabakalera, nuevo audiovisual

Ambicioso centro de cultura contemporánea, con talleres, conciertos y proyecciones, Tabakalera (plaza de Andre Zigarrogileak, 1) ha inaugurado recientemente 2deo, un laboratorio de creación de contenidos audiovisuales en euskera. Después de visitar sus amplias instalaciones —aquí tuvo lugar el pasado festival de series Crossover—, un buen plan es dirigirse al centro de la ciudad, cruzando el puente de María Cristina, con sus imponentes cuatro obeliscos de 18 metros de altura.

‘Pintxopote’ y la magia de Chillida ampliar foto

Koldo Mitxelena, esencia vasca

Para empaparnos de la cultura vasca, en el centro Koldo Mitxelena (Urdaneta, 9) tienen lugar recitales, foros de debate y propuestas multimedia. Enfrente se erige la catedral del Buen Pastor, de estilo neogótico, con una torre de 75 metros de altura edificada con la piedra arenisca que se llevó del monte Igueldo. Esta zona resulta ideal para ir de compras por pequeñas tiendas y librerías.

Churros de patata con trufa

De camino hacía la Parte Vieja, merece la pena parar en Iturrioz (San Martín, 30), donde probar sus afamados churros de patata con trufa y huevo, y en La Espiga (San Martzial, 48), con sus ricas anchoas, alcachofa frita y su postre casero pantxineta (un hojaldre relleno de crema). El paseo sigue hacia la plaza de Gipuzkoa, el primer parque construido en San Sebastián, un pulmón verde con un lago ideal para curiosos instagramers. Para tomar unas cervezas, la terraza de Bideluze, en la misma plaza, es una opción de lo más económica. Después, es el momento de recorrer el bulevar Zumardia, con paradas en el Ayuntamiento y los célebres árboles tamarindos de los jardines de Alderdi Eder y el quiosco de la música, un carrusel de estética belle époque, lugar de encuentro de parejas y amigos. Esta zona se ha convertido en los últimos meses en plató de rodaje para la serie Patria, basada en el exitoso libro de Fernando Aramburu y que HBO estrenará en 2020.

Tras ocho años cerrado, hoy se pueden visitar en Chillida Leku 40 grandes obras del escultor

Kursaal, 20º aniversario

Antes de cruzar a la otra orilla del río Urumea por el puente de La Zurriola, encontramos otros dos imprescindibles (e inseparables) de Donosti: el hotel María Cristina y el Teatro Victoria Eugenia. Si es hora de comer, cruzado ya el puente está el restaurante Ni Neu (avenida de La Zurriola, 1), donde espera una exquisita cocina —prueben su torrija caramelizada— y unas incomparables vistas al mar. Emplazado en el Kursaal, el edificio proyectado por Rafael Moneo está además de aniversario, ya que fue inaugurado hace 20 años. Símbolo de la transformación del barrio de Gros, aquí se celebran conciertos y musicales, además del Festival de Cine (Zinemaldia). El surf en la playa de La Zurriola, su festival de jazz o el pintxopote (pincho y bebida) de los jueves han hecho de esta zona una de las más animadas.

Un convento rehabilitado

De vuelta al casco viejo, recorremos sus transitadas calles. Desde la plaza de La Bretxa —el mercado tradicional reformado como centro comercial— pasamos por la calle de Fermín Calbetón (ideal para probar los más variados bocados) hacia la plaza de la Constitución, con sus populares balcones numerados recuerdo de las corridas de toros que allí se celebraban, hasta llegar a la empedrada calle del 31 de Agosto. La interminable barra de pintxos de Gandarias se encuentra en el número 23, y en el 3 está La Viña, donde puede que tenga que hacer cola para probar su deliciosa tarta de queso. Cerca, se alza la iglesia de San Vicente (calle de San Juan, 15), la más antigua de la ciudad, y en la plaza de Zuloaga, el Museo San Telmo, un convento del siglo XVI rehabilitado que hoy muestra con una mirada más renovada la historia de la sociedad vasca.

Tres playas, tres obras

De camino al puerto pesquero, merece la pena desviarse al mirador Paseo de los Curas. Situado en el muelle, aquí está el Aquarium, dos plantas con más de 200 especies y el esqueleto de una ballena franca. Después se puede navegar en catamarán para conocer la costa, realizar un trayecto en motora hacia la isla de Santa Clara o subir al castillo de La Mota, en el monte Urgull. Desde el estratégico monumento al Sagrado Corazón podrá admirar las tres playas de la ciudad. Quien se anime a recorrerlas, le espera un paseo de seis kilómetros, contemplando la Construcción vacía, de Jorge Oteiza (cerca del Aquarium); la Paloma de la paz, de Néstor Basterretxea (La Zurriola), y el Peine del viento, de Chillida (Ondarreta).

Caserón del Museo Chillida Leku, en Hernani. ampliar foto
Caserón del Museo Chillida Leku, en Hernani.

Chillida Leku, arte en el jardín

Hablando del artista donostiarra, indispensable resulta la visita al Museo Chillida Leku, a 15 minutos en coche del centro de San Sebastián (Barrio Jauregui, 66, en Hernani). Reabrió el pasado abril tras ocho años cerrado, y hoy es un agradable paseo al aire libre entre 40 de sus esculturas, desplegadas por 11 hectáreas de terreno. Y no se despida de Donosti sin tomarse una sidra local en Txirrita Sagardotegia (San Bartolomé, 32) o una copa en el pintoresco pub Hollywood (Blas de Lezo, 3), con decoración vintage.

Encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestro Facebook y Twitter e Instragram o suscríbete aquí a la Newsletter de El Viajero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información